Programa de la candidatura

1. Introducción

    DISPUESTOS a desarrollar una nueva etapa en el proceso de unión estudiantil emprendido con la formación del CADUS.

RECORDANDO la importancia histórica de finalizar con la división entre las Delegaciones de la US y la necesidad de sentar unas bases firmes para la construcción de nuestra futura universidad.

DESEANDO fortalecer el funcionamiento democrático y eficaz de las instituciones, con el fin de que puedan desempeñar mejor las misiones que les son encomendadas, dentro de un marco institucional único.

CONFIRMANDO su adhesión a los principios de libertad, igualdad, pluralismo y transparencia. Promoviendo la excelencia en una Universidad independiente que respete los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales.

BUSCANDO fomentar la solidaridad entre sus estudiantes, dentro del respeto a sus grados, su historia e instituciones.

DECIDIDOS a promover el progreso social, cultural y científico de toda la Comunidad Universitaria, así como, el desarrollo de políticas que garanticen que los avances tengan fondos, apoyo y posibilidades de revertir en la sociedad.

RESUELTOS a desarrollar una labor de encuentro y diálogo con otras universidades, con el fin de establecer lazos de unión y políticas de acción común, que repercutan en beneficio del estudiantado de la US.

COMPROMETIDOS a continuar el proceso de creación de una unión cada vez más estrecha entre las delegaciones de la US, en la que las decisiones se tomen de la forma más cercana posible a los estudiantes.

HAN DECIDIDO crear la candidatura AlterCADUS.


2. Compromiso Ético

En nuestro afán por la independencia y libertad de la institución a la que aspiramos representar hemos creído de vital importancia realizar este compromiso ético, por el cual todas aquellas personas que forman nuestra candidatura o que colaboran con ella han de adscribirse para reafirmar los valores que nosotros promulgamos y que sirva como nota diferenciadora a la línea que ha seguido el CADUS años atrás. Por eso, no sólo reafirmamos nuestro compromiso con esa libertad y esa independencia sino que nos comprometemos de forma pública a ello.

NOS COMPROMETEMOS A:

•    La no pertenencia a partidos políticos, para asegurar la neutralidad política y evitar la injerencia de otros intereses que no sean los de los propios estudiantes.

•    Respeto de la Constitución, las leyes y los reglamentos de la Universidad, con independencia de nuestra aspiración a cambiarlos en algún momento en beneficio de la calidad educativa.

•    Adopción de los Actos y Acuerdos del Pleno del CADUS como propios, es decir, la Delegación del CADUS ejecutará lo que decida el Pleno de forma democrática.

•    No tener vinculación con asociaciones, grupos, movimientos o colectivos que puedan tener intereses en actividades del Consejo de Alumnos, así como a informar de los posibles conflictos de intereses que puedan suscitarse.

•    Dedicación política plena a los fines aquí enunciados.

•    Defensa de la educación pública libre e independiente, respetando y promoviendo la diversidad y el pluralismo.

•    Toda acción de representación estudiantil se hará desde el respeto a las instituciones y organismos del Estado.


3. Programa Político

A nadie podemos negarle en qué momento histórico se encuentra la Universidad Pública española. Y nadie podrá negarnos que la representación estudiantil de la Universidad de Sevilla siempre ha estado al frente de los cambios sociales, políticos, culturales y económicos que afectan al ámbito universitario. Desde que en 1982 se crease el Consejo de Alumnos del Distrito Universitario de Sevilla se han sucedido sus participaciones en todos esos momentos históricos y que, hay que recordar, mucho antes hizo frente a la administración preconstitucional desde las aulas de cultura, germen de nuestras actuales delegaciones. Poniendo esto de manifiesto, no podemos obviar nuestro compromiso con la historia que nos proyecta a seguir siendo referente en el futuro. Tampoco podemos escudarnos permanentemente en nuestro legado ni perpetuar un modelo de representación estudiantil incapaz de adaptarse para afrontar unos cambios que nos conducen hacia una Universidad moderna.

Podemos posicionarnos en contra, y lo hemos hecho, del sistema 3+2. Podemos luchar año tras año, y no nos faltarán fuerzas, contra los recortes en educación. Podemos alzar la voz contra la progresiva privatización de la Universidad, y no nos faltarán ganas. Pero debemos ser conscientes de la labor que tenemos encomendada como representantes de un gran número de estudiantes de esta cinco veces centenaria Universidad, poniendo la propuesta al lado de la protesta. Hay que luchar contra las amenazas que siempre ciernen su feroz sombra sobre lo público, pues los intereses de unos pocos no pueden sobreponerse a los de la mayoría y en esto, encontrarán nuestro ejercicio de responsabilidad. Defenderemos nuestros derechos siempre desde el respeto a esas mayorías democráticas y a las sensibilidades de las minorías, así la integración de todos será el primer paso para unión efectiva de la representación estudiantil. La lucha de la institución no será instrumentalizada por partidos, asociaciones o colectivos interesados en que nuestra libertad e independencia sea vulnerada en beneficio de esos intereses externos. La institución y los logros que queremos alcanzar, manifestados en este programa, estarán al servicio de los estudiantes, y sus relaciones externas, a las que no renunciamos, sólo serán para servir a éstos.

Es nuestra intención modernizar el Consejo de Alumnos para estar dispuestos para los cambios que se nos antojan aún más vertiginosos en estos tiempos. Estaremos preparados para una Universidad moderna, europea y científicamente envidiable que nos lleve a las cotas de excelencia que la Sociedad reclama de la US. Y sin una representación estudiantil adaptada a todo ello los estudiantes no serán incluidos en los procesos de cambio que nos conducen a ésto, siendo fundamental su contribución como eje principal de la renovación de la Universidad. Y el primer paso… Es votar a AlterCADUS.

3.1 – El CADUS como institución arraigada en la Ciudad de Sevilla.

Desde AlterCADUS entendemos que es indispensable crear una relación de cooperación con el Ayuntamiento de Sevilla y las instituciones públicas y privadas de nuestra ciudad, dedicando especial atención al Área de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria a causa de la situación actual que padece nuestra institución.

Queriendo seguir a la vanguardia de la representación estudiantil sevillana PROPONEMOS:

> Creación de una tarjeta combinada de transporte para universitarios (imitando la ya existente en la Comunidad de Madrid) y fomentar la mejora de las comunicaciones entre los distintos campus.

> Creación de una tarjeta universitaria para uso de la zona azul por los estudiantes.

> Un convenio marco de prácticas con las instituciones y empresas públicas de la ciudad, centralizado en el propio Ayuntamiento, que favorezca el feedback entre organismos y Centros propios o adscritos.

> Exigir el cumplimiento de lo aprobado en el Pleno del Ayuntamiento para la creación de una app con las bibliotecas de la ciudad, el aumento de las salas 24h y la ampliación de horarios en época de exámenes.

> Equipar las zonas colindantes de los campus y los propios centros con mejores prestaciones de accesibilidad para personas con discapacidad (señales acústicas en los semáforos, fuentes a doble altura…).

> Habilitar el carné universitario para que se pueda acceder a lugares de interés cultural, social y científico (como Catedral, Alcázar y Archivo de Indias, los tres lugares patrimonio de la UNESCO) de forma gratuita, como los residentes en la ciudad de Sevilla.

> Financiación para aumentar la seguridad de la Universidad y reducir el alto porcentaje de robos de bicicletas, motos, ordenadores…

> Incentivar becas al B1 de un idioma necesario para la obtención del título universitario, como las que ya ha empezado a otorgar el Ayuntamiento a instancias de compañeros de AlterCADUS.

> Mejorar relaciones con el Ayuntamiento, manteniendo reuniones periódicas con los distintos componentes del mismo. Uno de los objetivos principales es crear una línea de colaboración entre el CADUS y el Área de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria antes mencionada.

3.2 – La Hispalense como referente de la actividad universitaria andaluza.

Desde AlterCADUS no solo contemplamos preocupaciones a nivel de la ciudad de Sevilla, si no que también pensamos en aquellos estudiantes que tienen necesidades específicas por residir en otras provincias de nuestra Comunidad.

A continuación exponemos para estas cuestiones y otras genéricas relacionadas con la Comunidad andaluza una serie de PROPUESTAS:

> Como ya hemos mencionado anteriormente, la creación de una tarjeta universitaria de transporte que incluya también metro y consorcio (modelo que ya se usa en la Comunidad de Madrid).

> Una parte bastante importante de nuestro estudiantado no es de esta provincia, y en ocasiones ni de la misma comunidad autónoma, es por ello que propondremos a la Junta de Andalucía que aplique un descuento especial a los estudiantes con estas necesidades, para que volver a casa no sea un lujo.

> Este año se ha presentado la propuesta de Modelo de Financiación 2017-2021, aunque en alguno de sus puntos nos posicionamos claramente en contra, otros en cambio nos parecen interesantes, pero ante todo, debemos sentarnos a dialogar con la Junta para aclarar todos los puntos y negociar para conseguir la Universidad que queremos, viendo imprescindible un aumento del presupuesto de investigación que tanto se ha visto recortado en los últimos años.

> También vemos necesario mantener el aumento de la tasa de reposición del profesorado de universidad, dado que a día de hoy todavía hay muchos departamentos con falta de personal docente. Todo ello enfocado a una mejora de la calidad laboral del profesorado que repercuta en la calidad de la docencia.

> En otro orden, vemos muy enriquecedor para el estudiante el conocer otras universidades y otros centros, por ello propondremos a la Junta la creación de una beca similar a la SICUE, de movilidad entre universidades de la Comunidad, que ponga en valor las características de la enseñanza universitaria en el marco andaluz.

> En referencia al Distrito Único Andaluz, aparte de solicitar mejoras a nivel estructural, propondremos darle prioridad de acceso a los estudiantes de la propia universidad para todos los Másteres habilitantes, para que así nuestros egresados no tengan que emigrar a otras ciudades para poder finalizar sus estudios.

> Aunque a nivel local hemos hecho reivindicaciones dirigidas a facilitar la obtención del título acreditativo del nivel de idiomas exigido para el grado, la competencia principal en torno a los idiomas es de la Junta de Andalucía. Como miembros de AlterCADUS vienen reclamando creemos que el nivel de idiomas de bachillerato debería ser acreditativo para la obtención del  título de grado como equivalente al B1.

3.3 – Una política nacional que favorezca una Universidad mejor

Nuestra candidatura no quiere atender solo las necesidades que conciernen a la ciudad de Sevilla o a nuestra Comunidad Autónoma, además de eso queremos adoptar el compromiso de tratar temas a nivel nacional, de forma sectorial o con las instituciones pertinentes, que pongan nuestra Universidad a la vanguardia del sistema universitario español, como los que se nombran a CONTINUACIÓN:

> Para AlterCADUS la posibilidad de obtener una beca es imprescindible para garantizar la igualdad entre los jóvenes. Solicitaremos una reforma estructural del sistema de becas que también implique una mejor difusión al estudiantado y así ser más accesibles a un mayor número de personas.

> Queremos recalcar que el aumento global de la partida de becas, un 1,39 % más respecto del ejercicio anterior, en los últimos Presupuestos Generales del Estado es insuficiente, pues lo que perciben realmente los estudiantes no se ha igualado a niveles de 2011. Es necesario que esta partida siga incrementándose a cotas anteriores a la crisis económica y se revalorice, teniendo en cuenta indicadores como el IPC, para que el aporte global en becas por parte del Estado sea acorde a las necesidades actuales de los estudiantes.

> Con respecto a la tensión entre los requisitos económicos y los meritocráticos para la obtención de becas, no renunciamos a que se premien los méritos académicos. Al respecto, todos conocemos la problemática alrededor de los compañeros que no pueden terminar sus estudios debido al aumento de gasto que suponen las segundas y terceras matrículas. Por ejemplo, las segundas o terceras matrículas pueden ser financiadas al 100% por el Estado, lo invertido luego lo devolverá el estudiante cuando accediese al mercado laboral, descontando un porcentaje mínimo de su salario y quedando exentos aquellos que tuvieran un 8,5 o más en la nota media de su expediente académico; sistema similar al empleado en Reino Unido. Así aseguramos un sistema universitario en el que ningún estudiante se quedará sin posibilidad de estudiar por motivos económicos y premiando a aquellos con méritos.

> Al igual que hemos mencionado en Andalucía, solicitar a nivel estatal descuentos más importantes en transporte para los estudiantes y así facilitar su movilidad.

> Siguiendo con la temática de la movilidad, y lo expuesto a nivel local, proponer descuentos en actividades y lugares de interés social, cultural y científico para así enriquecer su formación, como fomentando un espacio de acuerdo que propicie un convenio entre universidades y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD).

> Propondremos la creación de una plataforma ICARO nacional coordinada por el MECD, para tener la posibilidad de hacer las prácticas fuera de tu ciudad.

> Como ya hemos mencionado en el ámbito andaluz, instamos al aumento de la tasa de reposición del profesorado para la mejora de la calidad docente. Esta competencia es esencialmente autonómica pero es nuestro deber reclamar que el Estado palie los efectos del Real Decreto-ley de racionalización del gasto público en el ámbito educativo.

> Como muchos estudiantes de doble grado reclaman, es necesario una reforma de la legislación para dotar estas titulaciones de instrumentos que faciliten la superación de sus complejos itinerarios curriculares como, por ejemplo, con el reconocimiento de una situación especial para la petición de becas. Esto ocurre ya que no se suele tener en cuenta el hecho de estudiar un doble grado como un régimen especial.

3.4 – La Universidad de Sevilla como referente de la pública

La Universidad de Sevilla ha de ser referente del funcionamiento de una Universidad pública en España y Andalucía. Para reclamar todas las mejoras que exigimos creemos que nuestra Universidad debe empezar por ser ejemplo, no sólo por nuestro interés básico en su mejor funcionamiento sino para poder llevar a los ámbitos sectoriales la suficiente autoridad que merece otorgarnos una institución tan importante como es la HISPALENSE:

> Debemos exigir al Rectorado un cumplimiento más estricto de la normativa referente a la evaluación del profesorado para que así, esta tenga un peso real en la  mejora de la calidad docente.

> Es necesaria también una reforma reglamentaria para la unificación de los criterios de evaluación continua.

> Continuar con el proceso de renovación del reglamento de elecciones a representantes de estudiantes iniciado por miembros de AlterCADUS.

> También debemos promover, de forma imperiosa, una normativa de regulación de pérdida de exámenes, para acabar de una vez con la indefensión del estudiante ante esta situación.

> Evaluación de los problemas reales de infraestructuras de los Centros, elaborando a raíz de él una lista de prioridades para comenzar a paliar los problemas existentes. Del mismo modo se debe hacer una ampliación y mejora de los comedores de los campus, así como tratar en profundidad la colocación de microondas, tema que en algunos Centros es un problema debido a las grandes aglomeraciones.

> Mayor difusión de las distintas clínicas existentes en las diversas materias de la Universidad, ahora grandes desconocidas para el estudiantado y la sociedad.

> Revisión de los sistemas de inspección docente para asegurar al estudiantado mecanismos de solución de conflictos ante el profesorado que no imparta una buena docencia, ya no por el bien del estudiante, sino por el de la propia Universidad.

> Revisión de la propuesta del protocolo de acoso para su optimización. Además de fomentar su conocimiento por la Comunidad Universitaria y evitar situaciones que deploran la imagen de la institución.

> Mejora del proceso de contratación de profesores y ampliación de las bolsas, además agilizar el proceso de contratación de urgencia de profesorado por parte de los departamentos que evite situaciones de vacancia insostenibles en algunos módulos.

> Fomentar la creación de una coordinación de aulas de cultura para que puedan llevar a cabo proyectos conjuntos.

> Negociar con la Dirección General de Transferencia del Conocimiento un enfoque más eficaz de los sistemas que gestiona el Secretariado de Prácticas para facilitar el acceso de los estudiantes a las prácticas.

> Propuesta para que la US obtenga licencias de determinados programas informáticos y fomentar el uso del software libre.

> Promover iniciativas medioambientales en los distintos centros de la US, así como fomentar el uso del mobiliario afecto a tales fines (papeleras de reciclaje, recogida de pilas…)

> Crear una auténtica coordinación del Sector C en el claustro, siempre desde el respeto a la diversidad de opiniones y el pluralismo político.

> Fomento del uso de las nuevas tecnologías en la enseñanza, paso indispensable para la modernización de la Universidad de Sevilla.

> Análisis estratégico de los problemas de accesibilidad, en coordinación con el Ayuntamiento y el equipo rectoral.

Anexo

En este apartado, reflejamos nuestra posición respecto de cómo creemos que ha de ser el gobierno y gestión de las universidades públicas y cómo debe el Estado regular el sistema público de universidades y sus relaciones con otras instituciones y empresas.

Por ello vemos necesario recalcar en este anexo las siguientes consideraciones:

–  Gobernanza universitaria

Estamos en contra del actual sistema de Consejo Social porque entendemos que en la práctica es un órgano político carente de utilidad real y que limita el principio de autonomía universitaria al no estar elegido directamente por la comunidad universitaria. En este órgano los estudiantes solo tienen la representación de un miembro del Consejo de Gobierno, representación visiblemente inferior a la que tenemos en resto de órganos de gobierno.

Nos posicionamos en contra de las políticas actuales que proponen ciertos partidos para limitar las actuaciones del Claustro del Consejo de Gobierno y de otros organismos de gobierno de las universidades en favor de otros sistemas politizados y menos democráticos.

Creemos que la Universidad de Sevilla debe plantearse seriamente los modelos de elección a todos los órganos de gobierno de la universidad para zanjar definitivamente el debate que suscita la renovación desde el rector hasta la delegación del cadus, pasando por decanos y directores de escuela.

–  Sistema público de universidad

Entendemos que los partidos políticos deben acabar con la tradicional lucha por controlar la educación con legislación que va cambiando en función del color político del gobierno. por ello, vemos necesario un Pacto Nacional por la Educación que aglutine todas las sensibilidades del profesorado, PAS y estudiantes.

En base a lo expuesto en el parrafo anterior, nos declaramos frontalmente en contra de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), pues es otro intento de monopolizar el sistema educativo por parte de un partido.

Apoyaremos cualquier propuesta que acerque las empresas y el mundo laboral a la universidad, siempre y cuando no conlleve una disminución de la independencia y la autonomía de la Universidad Pública. Los programas de mecenazgo no se realizarán a cambio de contraprestaciones de los organismos públicos.


4. Representación Externa

Desde hace tiempo hemos detectado una falta de presencia de las instituciones de representación estudiantil de la Universidad de Sevilla en los diversos órganos mayoritarios de encuentro sectorial, tanto a nivel específico de titulaciones como a nivel general el Consejo de Alumnos.
Para paliar esta situación de aislamiento y falta de intercambio de información entre representantes estudiantiles proponemos…

Realizar actividades conjuntas con el Consejo de Estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide (CEUPO), no solo en el plano reivindicativo sino también en el formativo o el académico.

Proponer al Pleno un nuevo enfoque en nuestras relaciones con la Coordinadora Estudiantil Sevillana ya que entendemos que las asociaciones y colectivos ahi presentes instrumentalizan la institución para sus fines y las acciones reivindicativas son orquestadas por la voluntad de esas asociaciones y colectivos privados ensombreciendo el liderazgo que ha de tener el CADUS.

Promover la participación de las delegaciones de alumnos en sus respectivos foros mayoritarios de representación externa, advirtiendo siempre las peculiaridades que se dan en esos foros sectoriales.

Apoyar que nuestros centros sean lugar de acogida de las sectoriales independientemente de la relación particular que el Consejo de Alumnos tenga con cada sectorial, siempre que sea el foro mayoritario y ampliamente reconocido de representación sectorial del conjunto de Universidades que imparten esa titulación.

Estudiar la situación actual de la representación sectorial andaluza retomando el contacto con todos los consejos de estudiantes. Informar al Pleno de cómo funciona la Movimiento Andaluz por la Educación Pública (MAEP), a la que recientemente comenzamos a asistir y creemos que puede tener connotaciones partidistas en el sentido de un posible uso interesado de ese foro.

Como Consejo de Alumnos decano de Andalucía y sito en la capital manifestamos nuestra intención de liderar una representación sectorial andaluza fuerte y unida que aglutine a todos los consejos de estudiantes de las universidades públicas de la Comunidad Autónoma.

Retomar contactos con la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de las Universidades Públicas (CREUP), que entendemos como ese foro mayoritario a nivel nacional entre consejos de estudiantes.


5. Organización Interna

Para poder llevar a cabo todos estos proyectos, contamos con un amplio equipo de estudiantes: dispuestos a darlo todo por la representación estudiantil, como ya han demostrado en sus respectivos centros e incluso, en ocasiones, de forma conjunta.

Delegados
> Ignacio Corpas Moya
> Laura De La Hiz Galán
> Joaquín Reyes Regordan
> Maria Lopez Martinez
> Antonio Valle Guerrero
> Laura Dominguez Dominguez
> Pedro Zafra Morales
> Elena Rosales Carrasco
> Carlos Hernanz Garcia

Delegados colaboradores
> Laura Molina López
> Antonio Llamas Montesinos
> Marta Flores Cerero
> Rafael Arias Garcia
> José Julio Ruiz Lebrón
> Andrea Marin Carbonero
> Angel Delgado Luna
> Álvaro Racero Armario

Secretario
> Juan Pedro Mendoza Mejias

De acuerdo a lo anterior, como se puede observar contamos con la diversidad suficiente para atender las necesidades que entre los campus puedan darse. Al pertenecer cada uno de los delegados/as y/o colaboradores/as a cada uno de los campus más influyentes de nuestra universidad y con mayores necesidades.


6. Dinámica de trabajo

6.1 – Gabinetes

– Gabinete de Comunicación

Este gabinete actualmente no realiza ninguna actividad. Proponemos revitalizarlo para así fomentar la comunicación entre centros y campus, además de una mejor comunicación entre delegaciones y aulas de cultura. De esta forma se podrían publicitar las actividades y las semanas culturales a toda la comunidad universitaria, sea del centro que sea. Si miramos con perspectiva, por las diferentes eventualidades que se dan en cada centro de esta universidad, este gabinete cobraría todo el sentido del mundo y la perspectiva con la que se creó. Permitirá mayor difusión de las noticias entre campus y centros.

– Gabinete de Infraestructuras

Este gabinete tiene una gran importancia, ya que su principal función en estos momentos es la de analizar las deficiencias de los distinto centros mediante la consulta a los que mejor pueden conocerlas, su Delegación. Es una buena herramienta para poder examinar dichas deficiencias y mediante un estudio de prioridades intentar encontrarle una solución coordinandose con el Vicedecanato de Infraestructura de cada facultad. Entre las preocupaciones principales de los estudiantes de la Universidad de Sevilla, encontramos las siguientes: eduroam, microondas, fachadas, techos, electrificación de aulas, etc.

Aquí consiste en trabajar por y para la mejora de los anteriores puntos citados, entre otros muchos. Un trabajo elemental de ahora en adelante de este gabinete será, por ejemplo, el correcto funcionamiento de la red eduroam en su plenitud en todos los centros, la cual sufre colapsos por epocas de examenes debido a la multitud de dispositivos conectados.

– Gabinete Feminista

Este gabinete es el mas reciente de todos y tiene como meta la defensa de las mujeres de la comunidad universitaria, especialmente las estudiantes, ante cualquier posible acoso. Por desgracia en nuestra universidad se han dado sucesos que han causado una brecha social, poniendo en peligro la integridad moral y laboral de las mujeres en sus puestos de trabajo o en el desarrollo de la vida diaria de las estudiantes. Debido a estos sucesos es necesaria una coordinadora para apoyar a las estudiantes o aconsejar a las delegaciones ante estas situaciones. Al carecer de la formación necesaria, los miembros de dicho gabinete sólo podrán actuar como coordinador y apoyo ante la Unidad de Igualdad y el SACU.

– Gabinete Jurídico

La principal función de este gabinete es velar por que todo ejercicio realizado por el CADUS esté dentro de la más absoluta legalidad. En estos momentos se encuentra inmerso en la reforma del Reglamento de las elecciones a representantes de los estudiantes de la Universidad de Sevilla de 1991, una tarea dilatada, ya que se hace mediante el consenso entre las distintas delegaciones a través del pleno del CADUS.

6.2 – CADUS

Entre sus funciones, en primer lugar está la de coordinar a todas las delegaciones e informar en todo momento de sus actuaciones. De igual manera mostrar su preocupación y apoyo a las necesidades que cada delegación pueda presentar. Desde AlterCADUS presentamos una candidatura renovada y joven, con entusiasmo y ganas de trabajar por y para los estudiantes con el fin de hacer de la universidad un sitio mas digno, cómodo y de prestigio para el estudiantado.

Su formación interna está basada en los componentes citados en el punto 4 del presente programa (Delegados, Colaboradores y Secretario).

¿Tenemos un criterio principal? Si. El de presentarnos, ser y perdurar como una candidatura independiente a ideologías políticas o necesidades propias. Es decir, nuestra intención es que haya un trato igualitario y ninguno de vosotros se vea perjudicado/a o desatendido/a en ningún aspecto.

Por ello nuestro ejercicio de transparencia y gestión deberá de ser lo más accesible a vosotros/as, los estudiantes. ¿Cómo lo haremos? Aprovechando la presente página realizado, nos servirá para subir online: actas, relaciones y acuerdos, propuestas, documentos de trabajo en los centros, etc…

En cuanto a los presupuestos, como es costumbre anualmente, consideramos necesario que se sepa que se realiza con el dinero de todos, de ahí a que asumamos la responsabilidad de que en la propia página web exista la suficiente información para saber el dinero que se está usando desde la delegación. Aportando al comienzo, un presupuesto estimatorio que deberá aprobarse en pleno e irá una relación del material que el CADUS prevea que pueda necesitar. Incluyendo eventos previstos a sectoriales o viajes que exijan de nuestra presencia.

Para asegurar la efectividad de todo el trabajo que realicemos, nos comprometemos a celebrar reuniones semanales de la propia delegación. Además,  para trabajar de una manera más objetiva, nos reunimos lo llamado como mesa del CADUS (Delegado de Universidad, Secretario del CADUS, Presidente de la Junta Electoral del Consejo de Estudiantes y Coordinadores de los Gabinetes y Comisiones), al menos una vez al mes. Haciendo hincapié en nuestra idea de coordinación, también estará en nuestra mano de promover la participación en el CADUS de todas las delegaciones, por lo que pondremos un plan real de actuación que mejorará la comunicación y trato con todas.

Por último, debemos mencionar los plenos del CADUS. ¿Que son? Consiste en reuniones con las diferentes delegaciones de nuestra universidad, a la que además pueden asistir alumnos por separado pero sin voto, donde se tocan temas de especial interés y preocupación por los alumnos. De acuerdo a la cantidad de argumentaciones e intervenciones que pueden darse, se dispone de la figura de un moderador/a que será quien tome turnos de palabras y permitirá de manera organizada el correcto desarrollo y funcionamiento del mismo. Dentro de su celebración, cabe la posibilidad de que haya que añadir nuevos puntos al orden del día por solicitud de alguna/s de las diferentes delegaciones.

6.3 – Presupuestos Participativos

Como es costumbre, una parte del presupuesto del CADUS se dedicara en concreto a este punto. Consiste en el aporte de una serie de ayudas económicas a las que pueden optar cualquier estudiante o grupo de estudiantes cuyo centro universitario sea de la Universidad de Sevilla para destinarlas a alguna actividad específica.

El CADUS será en todo momento, representado por la comisión de becas constituida y aprobados sus miembros por el pleno, el responsable del ejercicio legal de este dinero. Por ello, para su correcto funcionamiento se crearán unas bases que permitirá regular la participación como la aportación económica que cada colectivo deba recibir de acuerdo a las condiciones en que presente cada uno sus proyectos.

Anuncios